lunes, 20 de marzo de 2017

Nos vamos a la nieve!

Muy buenos y felices días!!  

Mi Cachito y Mami estamos encantados y muy entusiasmados!! 
Con la llegada del frío siberiano que tuvo lugar al inicio del nuevo año, llegaron también  -como no-, un aumento de nuestros ya conocidos y molestos moquitos, así como de algún que otro virus  -recordemos que son inevitables, muy a nuestro pesar!-. Así que, tras unos días un poquito out, de sufrimiento  -también inevitable- y de días en el calor de nuestro dulce hogar disfrutando y creando juegos y actividades estimulantes a la par que divertidas, volvemos a la carga con las pilas bien cargadas.

Y es que el invierno y el frío también tienen cosas buenas, y divertidas! 
Además de hacernos agudizar nuestro ingenio para las tardes  -incluso días-  de estar en casita calentitos cobijados del frío aterrador que hace fuera, inventando y creando juegos y actividades súper divertidas con cosas cotidianas que todos tenemos en casa, y alguna que otra creación madeinCachito&Mami de las que hablaremos próximamente, también nos abre un abanico de posibilidades y alternativas que tan solo ésta gélida estación nos ofrece, como es la nieve.

Cada estación, cada época, cada etapa y cada fase tiene sus cosas buenas y positivas, incluyendo las "complicadas" como son las fases del no, los "temidos dos" y las rabietas entre muchas otras. Nuestros pequeños intrépidos son por excelencia los descubridores de todo, y es algo maravilloso y fascinante a partes iguales, parte tan igual como de preocupación y precaución constante. 

Así que aprovechando la bajada tan considerable de temperaturas, seguimos mi amorcito y mami con nuestros fascinantes descubrimientos. En esta ocasión, preparamos una escapada para ver, jugar, descubrir y disfrutar de la nieve!!!!!

Ya hacía tiempo que lo teníamos en mente, y a decir verdad el invierno pasado lo veíamos "demasiado". Mi precioso amorcito era casi un recién nacido y sinceramente lo veía excesivo, exponerle a temperaturas tan bajas, a tanto frío, a una situación así, en la que tampoco hubiese disfrutado apenas siendo tan bebé y totalmente innecesario por aquel entonces. 
Pero este año, mi pequeño aventurero está arrasando en todo a lo que descubrimientos se refiere, le encanta descubrir, investigar, encontrar, comprobar y aprender. Es maravilloso! 
Así que nos hemos enfundado nuestra ropa de abrigo, botas de nieve y alguna térmica, y trineo en mano hemos hecho una de nuestras primeras escapadas más especiales! Que ganitas teníamos, estábamos deseando descubrir la nieve, mami sabía que te encantaría bomboncito mío!!!!!!

Eso sí, teniendo presente que hay algunas cosas a tener en cuenta, tales como: 

Abrigar bien al pequeño, aunque ojo! Sin excedernos demasiado, pues también podría producir el efecto contrario. Va a hacer frío, sí, pero tampoco conviene pasarse poniéndole tantas capas al pobre que apenas pueda ni moverse  -aunque entendemos que esto es muy de madres, jaja-.
Lo mejor para las prendas interiores es que sean de algodón, que son suaves, ligeras y ayudan a transpirar. Hay que tener en cuenta que si vamos a la nieve con nuestro chiquitín, vamos a estar jugando todo el tiempo! Corriendo de arriba para abajo, saltando y brincando, es decir que va a hacer  -y nosotras también 😜-  bastante actividad física. Lo cual es muy positivo y favorable tanto para ellos, como para nosotras. A ejercitarse se ha dicho! 

Ropa cómoda. Como comentábamos en el punto anterior, vamos a estar en continuo movimiento y actividad a tope!! Por lo que es necesario que la ropa que utilicemos sea cómoda y sobretodo facilitarle libertad de movimientos a nuestro pequeño gran inquieto. 

E impermeable. Es totalmente imprescindible que sea impermeable tanto la chaqueta exterior o anorak así como los pantalones o en su defecto el mono o peto  -si es muy bebé como mi bomboncito, nosotros optamos por un mono completo impermeable que la verdad resulta comodísimo y al mismo tiempo evitamos posibles entradas de nieve-, para así evitar que 'cale' a las capas de dentro, que quede húmeda la ropa provocando el consecuente desastre dejando mojado a nuestro pequeño. 
Cabe mencionar que NO sirve en ningún caso un chubasquero, puesto que es preciso abrigo, chaqueta o anorak impermeable específico para nieve ya que éstos están compuestos con forro polar interior y sus cierres están pensados y preparados para evitar que entre nada de agua-nieve al interior siendo los mismos ajustables.

Botas de nieve o descansos. Es otro básico junto con la ropa para nieve. Son necesarias ya que son específicas para ello, recomendamos las que además tienen cordones ajustables en la parte superior para así poder ajustar cada pierna de manera que evita totalmente que pueda entrarle nieve o agua.
A pesar de que a priori haya a quien le pueda parecer que con unas botas de agua "ya vale" o "hace el apaño", rotundamente NO. Las botas de agua como su propio nombre indica, están pensadas para agua. 

Y lamentablemente hemos de decir que en nuestra primera toma de contacto con la nieve, vimos a varios pequeños con botas de agua. Pobres criaturas! 

Gorro y guantes. Tan importante como la ropa son los accesorios, tanto para proteger las manos que estarán en contacto constante con la nieve, así como importante proteger la cabeza para así mantener el calor  -siempre hay que recordar que el calor corporal se pierde fácilmente por la cabeza-. 
También sería aconsejable una braga para proteger el cuello del frío, mejor que bufandas para así evitar posibles incidentes que pueden provocar enganchándose mientras juegan, etc.
Normalmente las chaquetas, anoraks o monos de nieve ya llevan incorporados gorros, con lo cual ya tenemos esta premisa cumplida. 

Protector solar. A pesar de que no siempre veamos el sol, los rayos caen sobre nosotros y nuestra piel siempre. Por lo que es importante e imprescindible proteger siempre la piel  -y la de los más pequeños con más motivo todavía, pues tienen la piel mucho más sensible y delicada y hay cuidarla con muchísima más atención y cuidado-.

Nosotros pillamos un soleado día espectacular! Cómo apretaba el lorenzo! Un gustazo!

Gafas de sol. Son aconsejables en días soleados en los que el resplandor de los rayos en la nieve puede molestar y/o dificultar la visión. Sabemos que en los más chiquitines se torna complicado que las mantengan puestas, para los niños más mayores será más fácil y probablemente sean ellos mismos los que quieran llevarlas puestas. 

Hidratación. Es algo tan importante que en ocasiones puede pasarse por alto. Es básico mantener hidratados a nuestros pequeños, además de todos los beneficios que el agua nos ofrece es algo totalmente imprescindible en nuestro día a día. Más todavía cuando se realizan actividades físicas, y ésta es una de esas ocasiones, así que ir preparados con biberones, botellas de agua, zumos, o lo que prefieran, pero eso sí, mantenedlos bien hidratados!

Alimentos. Con tanta actividad física seguro que a más de uno se le abre el apetito, pero con la emoción de la nieve, los juegos y descubrimientos les costará parar, incluso cuando estén agotados! 
Así que lo ideal es siempre llevar algún tentempié o bocadito, nosotros siempre lo hacemos, ya sea algún yogur, galletas, fruta, sandwich, siempre dependiendo de la edad del pequeño y de sus gustos, claro! 

Además siempre que hacemos alguna excursión, escapada o salida, solemos llevar a parte de lo anteriormente mencionado, también unos bocadillos o preparados rollo picnic que siempre van de fábula! 


Tras estos pequeños básicos, estamos más que preparados para un estupendo día en la nieve con nuestro pequeñín!!!! 

Como comentábamos en algún punto anterior, nosotros tuvimos un espectacular día de sol y temperaturas buenísimas! El único pero fue que la nieve estaba bastante dura, era más hielo que nieve, lo cual dificultaba un poco bastante el disfrute y el poder hacer actividades y juegos propios en la nieve, pero lo disfrutamos mucho también!!!! Y más todavía para ser nuestra primera toma de contacto nieveril!!

Eso sí, después de juguetear, tocar, tirarnos en trineo y reírnos muchísimo juntitos mi amorcito y mami, nos dimos un buenérrimo homenaje y comimos de lujo.

Vamos que nos pusimos las botas a parte de las de nieve. Guau, vaya comilona.. Todavía se me hace la boca agua al recordarlo! 

Gracias a alguien muy especial, que además es mi mejor amigo, amigo de los verdad, de los buenos  -si lo lees sabes bien que hablo de ti ;)-, por recomendación suya acudimos a un restaurante en un pueblecito por el que pasábamos de camino y aquello fue de cine. Gracias y mil gracias!

Hablaremos de él en un próximo post, porque merece mención aparte, de momento os dejamos con una muestra visual, ya que dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis la prueba de nuestros entrantes. Para alucinar. Delicioso!!!! Ñaaaaaaaaaam! Mi amorcito solo hacía que decirme "mami, má!" Y mami te comía a besos amor mío, y a los entrantes a bocados! Esto para ir haciendo boca. Podéis dejar de alucinar cuando recuperéis el sentido. 

Y es que es maravilloso cuando alguien de confianza te recomienda un lugar así, estamos deseando volver!! 

Así de estupenda fue nuestra escapada a la nieve, aún encontrándonos puro hielo, ahora a recargar pilas que la semana pasa volando y en nada tenemos aquí nuestro esperado viernes! Yuhuuuu!


Encantados y deseando seguir descubriendo, entusiasmados preparando ya nuestra siguiente aventura, Cachito&Mami..*



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada