miércoles, 20 de junio de 2018

Nuestro restaurante..*

¡¡Buenérrimos días!!

Tras un finde  -más que-  genial y en la mejor compañía, hoy venimos con sabrosísimas novedades, de ésas que dejan huella  -también en el paladar ;)-.

Y es que hemos descubierto un lugar de lo más especial, casi a la altura de nuestra historia me atrevería a decir. Llevando ya varias semanas bastante enganchados a la gastronomía nipona  -bendito Just Eat que nos trae la cena cualquier noche a casi cualquier hora, ya tu sabe-, estábamos casi ansiosos ya por acudir a un restaurante, un local dónde degustar las delicias orientales que tan sorprendidos nos tienen.

Dicho y hecho. La ocasión era perfecta, pues celebrábamos una fecha muy significativa. Buscando, buscando y ojeando muy mucho nos encontramos con que la ciudad condal ofrece un amplio abanico de posibilidades orientales en lo que a japoneses se refiere. 
Lo que todavía desconocíamos es que habíamos dado en el clavo. La elección era inmejorable, aunque por aquel entonces no podíamos imaginarnos cuánto.

Uno de nuestros platos favoritos,
impresionante.

El lugar elegido fue como ese amor a primera vista, ése que uno lo encuentra sin buscarlo y dice "¡es éste!"  -sólo me ha pasado contigo, así que ya tu sabe ;P. Gracias cielo por encontrarlo ^^!-. Se trata de Mako Barcelona Japanese Tavern. El lugar es más que ideal y el concepto es sencillamente genial!

La fachada de 'nuestro restaurante'

Es un pequeño local en pleno ensanche de la ciudad condal, que bien podría pasar desapercibido visto desde fuera pero que para nosotros en absoluto podía pasarnos por alto.
Sus reducidas dimensiones lo hacen todavía más especial si cabe, pues le otorga ese toque de distinción e intimidad a partes iguales. A pesar de ser tal como anuncia el nombre, una taberna, es elegante y muy muy acogedor. Nada que ver con las tabernas que a cualquiera pueden pasársenos por la cabeza. 

Una barra vista, dónde el chef prepara los deliciosos platos fríos  -sushi de todo tipo-, así como una cocina que queda al final de la misma, componen el lugar conjuntamente con unas diez mesas tirando alto, así como toda la barra dispuesta para los comensales bajo la atenta mirada del chef y sus creaciones. 

Tras la barra y frente a los comensales,
el chef prepara laboriosamente sus creaciones

Cómo sabíamos de las dimensiones del local, y la fecha era especial, optamos por reservar. Todo un acierto. A la hora acordada nos encontrábamos en la puerta del local, que ya nos invitaba a entrar, prometiendo ser toda una experiencia para los sentidos.

Luces ténues acompañan el ambiente relajado del mismo, con música de fondo que lo hace todavía más chic y desenfadado. ¡Vaya taberna! Todo el local está gustosamente decorado con ambiente japonés pero muy moderno y en un ambiente tanto de iluminación como de decoración realmente cuidado al detalle. Minutos después pudimos descubrir que cuidan al mínimo detalle tanto cada uno de sus platos  -¡qué platos!-, así como a cada uno de sus comensales. 

Detalles del local que lo hacen peculiar

La barra

Detalle del menaje para los comensales de la barra

Llegamos temprano, a pesar de que a los minutos de tomar asiento diría que en una de las mejores mesas  -probaremos la barra próximamente, fijo-, casi frente al chef, el local empezó a llenarse hasta los topes como si no hubiese un mañana. Las mesas ataviadas con productos y menaje típico nipón, hacían las delicias sólo con verlos  -y eso que todavía estaban vacíos!-. La amable camarera que nos atendió fue majísima y muy cercana a la hora de explicarnos y recomendarnos, tanto platos de la carta así como de las especialidades, al igual que con el vino. Estaba todo de-li-cio-so. Apenas hay palabras para expresar el cuidado contraste de sabores y texturas que descubrimos y saboreamos. Orgásmico sería la palabra para algunas de las delicias que tuvimos el placer de degustar.
Asimismo cabe señalar que nos atendieron todos los camareros durante la velada, perfectamente coordinados, sin esperas, rápidos, profesionales y amables, lo cual ya hace que gane muchos puntos el lugar.

Menaje nipón nos espera en las mesas

Productos japoneses para aderezar 

Empezamos por recomendación con un vino blanco fenomenal, que estaba como indica su propio nombre, fenomenal.

Brindamos por nosotros
y por todo lo maravilloso que nos espera..

Buenísimo y fresquito que acompañaba cada pieza y cada plato a la perfección, para continuar con el primer plato que elegimos que fueron unas gyozas de rabo de toro con  foie micuit que estaban buenísimas.

Gyozas de rabo de toro con foie micuit

Seguimos con otra de gyozas, en ésta ocasión rellenas de papada de cerdo y setas que superaban a las anteriores. 

Gyozas de papada de cerdo y setas, ¡buenérrimas!


Aquello era todo un festín. Cuando creíamos que ya apenas podía superarse el nivel, nos equivocábamos. Optamos por un combinado de niguiris que estaba realmente bueno y sabroso, hasta tal punto que el pescado se nos deshacía en la boca al tocarlo con el paladar, realmente bueno.

Combinado de niguiris


Pero lo mejor, todavía estaba por llegar..

El uramaki de tártar de salmón con gamba crujiente y mayonesa acevichada nos dejó realmente extasiados. Comentábamos la jugada y apenas podíamos creerlo. Era realmente orgásmico. Una explosión de sensaciones invadía nuestro paladar de una manera inexplicable. Cada plato superaba al anterior. Estábamos alucinados.

Impresionante, una explosión paladarial en toda regla

Detalle de las deliciosas piezas

Como somos unos gordos  -con cariño-, decidimos que no podíamos irnos sin probar alguna más de las delicias que teníamos tan cerca, así que ésta vez optamos por uramaki relleno de salmón y aguacate empanado con sésamo tostado. 

Espectacular, sin palabras

Ahora sí que no dábamos crédito. Cada plato que probábamos superaba con creces a su sucesor. Increíble.

Para rematar la velada, escogimos postre típico nipón, que son los mochis, los elegimos de chocolate y a pesar de que ya los habíamos probado, también nos dejó realmente satisfechos.

Mochis

Cada bocado venía perfecta y cuidadamente emplatado, en sus maderas y con sus correspondientes salsas  -las gyozas-, así como elaborados con un mimo y delicadeza que eran propios de cualquier estrella michelín  -¿la tendrán y van de incógnito?-. Realmente delicioso!

Tras semejante festín  -la celebración y nuestro estreno no podía ser mejor-, sólo podíamos pensar ya en cuándo íbamos a regresar mientras todavía nos encontrábamos en el local.

Una valoración general sería de 10 de 10. El acogedor local elegante y sofisticado en un ambiente informal y relajado, el amable y atento personal que estuvieron en todo momento atentos a nosotros y a nuestras necesidades, así como todos y cada uno de los elaborados platos con productos de inmejorable calidad hacen del que ya es oficialmente 'nuestro restaurante' el lugar ideal para una velada inolvidable, como la nuestra. Chapó por ellos y chapó por nosotros, que acertamos de lleno descubriendo este tesoro en medio de l'Eixample Barcelonés.

Una velada más que perfecta y en la mejor compañía que todo sabe mucho mejor.

Gracias cielo por nuestra primera velada y nuestro primer japo que siempre nos quedará marcada..


Todavía rememorando sabores y sensaciones gastronómicas, deseando volver y degustar nuevas delicias en nuestro restaurante, Cachito&Mami..*



miércoles, 13 de junio de 2018

Inolvidable

Hoy es un día particularmente especial. Una fecha señalada, que durante toda una década hemos recordado y rememorado. Una y mil veces. En silencio. A susurros. Pensamientos y sentimientos compartidos sin decirlo.

Así, de una forma natural llegó ese día especial, como único testigo la luna en un firmamento expectante y burbujeante Moët bailando en nuestras copas, acompañada por una banda sonora perfecta para tan esperado momento, inmejorable soul. Una noche inolvidable. 
Todo es destino. La vida es maravillosa.

Gracias amor, por el detallazo..*


Hoy, diez años después, por fin podemos celebrarlo. Quién nos lo iba a decir.. 
Gracias al destino, al universo y a la vida por cruzar nuestros caminos, unirnos cada vez más con el paso de los años, haciéndonos confidentes y cómplices a partes iguales. 

Gracias por ese día, y por todos los que han venido después. Por cada día, cada mañana, cada tarde  y cada noche. Por tus palabras, tus gestos, tus actos y tus miradas. Por nuestra conexión mística inigualable. 

Hoy celebramos, festejamos por todo lo maravilloso que nos queda por vivir, por descubrir, por compartir. 
Y por todos los años más que nos quedan por celebrar 🎉 🎊 

Así es..*

Porque lo nuestro es de otro planeta.. 🌎❤️👨‍🚀

Feliz décimo ‘aniversario’ cielo,


Tu luna 🌙

miércoles, 6 de junio de 2018

Visitamos Bioparc

Buenérrimos días!!!!! 

Mi amorcito&mami hoy venimos a hablar de un chulísimo parque que conocimos en nuestra estancia en Valencia. 
Como somos aventureros y nos encanta descubrir y disfrutar, mami tenía pensados unos básicos para conocer en la cuidad durante nuestra escapada, y Bioparc era uno de ellos sin lugar a dudas. Nos encanta la naturaleza y los animales, por lo que era una apuesta segura para mi Cachorrito  -y para mami 😜-.

Cartel Bioparc de una de las tiendas dentro del recinto

Bioparc es un enorme parque creado bajo el concepto de zooinmersión. Recintos multiespecie nos permiten disfrutar de una experiencia única sólo posible en la naturaleza salvaje. Además de recrear espacios y entornos naturales y originarios de cada especie, está súper logrado ofreciendo unos paisajes de auténtico ensueño. Es una auténtica pasada, nadie diría que nos encontramos en una ciudad una vez nos adentramos en el parque.

Asimismo otro punto a tener en cuenta y que es magnífico es que nos encontramos con las diferentes especies animales muchos de ellos sin barreras visibles, es decir, en un entorno de semilibertad y sin barreras ni cristaleras  -en algunas zonas y con según qué especies también hay cristaleras, pero la mayoría son así, sin barreras-, teniéndolos tan cerca, tan cara a cara que es una auténtica delicia el poder verlos con esa cercanía y libertad, como si estuviésemos en los lugares originarios de las especies. 

El inmenso parque está totalmente dotado, adaptado y preparado, especialmente pensado para las familias  -con cochecito y/o movilidad reducida se puede acceder a absolutamente todo, pues las escaleras son casi inexistentes, salvo en los restaurantes o cafeterías interiores, lo que le da un plus añadido. Genial Bioparc!-. 

Pasear por Bioparc es una maravilla, pues es como ir entrando en la casa de los animales con toda tranquilidad y seguridad, tanto para los animales como para los visitantes, por lo que resulta una experiencia irrepetible y muy chula. Ciertamente los escenarios son de una belleza alucinante, con montañas, grandes rocas, lagos y cascadas. Muy pero que muy bonito. Realmente impresionante. Lo que ayuda a conmover al visitante, al ser humano en general ayudando a motivarnos a vivir en armonía con el planeta. Cuidándolo y respetándolo. 

Llegamos temprano, poco más tarde de la hora de apertura del parque. Como teníamos las entradas compradas, saltamos la cola de entrada  -que para ser sinceros apenas había a la hora que llegamos, pero después a media mañana el parque estaba lleno de parejas, familias y amigos conociendo y disfrutando del lugar-, así que entramos directos. 

Lo cierto es que nada más entrar ya te transportas a otro lugar completamente diferente y ajeno a la ciudad. Encontrándonos en un entorno totalmente natural. Cruzamos un gran puente sobre el río  -donde vimos que se pueden alquilar barquitas con divertidas formas de cisne, flamencos, etc. para navegarlo-  y sus verdes laderas para acceder a la zona donde empezaremos a encontrar y entrar en contacto con los animales. 

Mi Cachorrito estaba súper entusiasmado, es tan emocionante todo!!!!!! Estábamos nerviositos perdidos pues sabíamos que íbamos a ver animales que nos encantan y todo era una sorpresa tras otra. 

Nada más cruzar el puente, bajamos por una rampa circular en madera ya completamente rodeados de naturaleza, y encontramos el recinto de Madagascar (primates, monos, flamencos, etc.), donde nos adentramos en zonas al aire libre paseando bajo montañas y al lado de bonitas cascadas descubriendo los animales tanto en los recintos adyacentes a ambos lados, así como encima nuestro en los árboles. Era una chulada ir observando sobre nuestras cabezas e ir encontrando a los animales brincando de rama en rama o cómodamente sentados en alguna cima. Una chulada! 

El primer animalito que vimos y encontramos
subido en la rama de un árbol sobre nuestras cabezas!

Los escenarios que componen el lugar
son de una belleza espectacular

Así de tranquilo encontramos al siguiente,
con sus enormes ojos bien abiertos
observándonos de cerca

Cuando salimos de ésta primera zona, encontramos el restaurante Samburu y la cafetería Kidepo. Ambos bonitas palapas en armonía con el resto del bello y natural entorno. Como a mi amorcito&mami nos gusta hacer las cosas con tranquilidad y calma, disfrutando de todo, decidimos tomar algo en Kidepo, que además cuenta con una situación privilegiada, con vistas a la Sabana y sobre el río. Impresionante. 

Sin lugar a duda Kidepo es la cafetería
que cuenta con las mejores vistas

Nuestra mesa era una auténtica delicia, estábamos situados en primera línea de la Sabana Africana, viendo a los leones descansar a lo lejos, más cerca teníamos a Bambi! Y con el río bajo nuestros pies podíamos ver como constantemente los enormes peces subían a la superficie a respirar y comer con la boca abierta. Una auténtica chulada!

Las vistas que teníamos desde nuestra mesa

Y los peces bajo nuestros pies

Una chulada

Tras reponer fuerzas y deleitarnos con semejantes vistas  -el entorno era de tal belleza que daba una paz el estar allí, tan cerca de los animales, observando cada paso que daban, sus movimientos y cómo conviven que era realmente asombroso y relajante a la vez. Nos encontrábamos en total armonía formando parte de la naturaleza-, nos dirigimos hacia el Bosque Ecuatorial, donde nos íbamos a encontrar con hipopótamos, chimpancés, jabalíes, panteras, gorilas, etc. El entorno y la recreación de los escenarios seguía dejándonos alucinados, cuanta belleza la naturaleza!

El gran hipopotamo salió del agua para pasearse
frente a nuestros ojos

Los chimpancés

Pasando la mañana

Bonitos lémures

Se regalaban caricias a vista de todos
los que los observábamos con detalle

Elegante y sobria pantera

Cuanta belleza

Si bien es cierto que el área de los gorilas fue una chulada y el poder verlos así, libremente en un hábitat absolutamente preparado para ellos, fue realmente alucinante el observarlos tanto en manada como después que nos regalaron imágenes realmente sobrecogedoras, vimos a dos mamás gorilas cuidando y amamantando a sus bebés incluso pudimos verlas echar a correr con ellos subidos encima, alucinante. Lo que sí es cierto que parecían un poco tristes por lo que después supimos que estaban todavía pasando el duelo por la pérdida de un miembro de su familia. Es realmente increíble lo sabia que es la naturaleza y cuantísimo nos parecemos a ellos  -con razón venimos de la misma especie-, pues de la misma forma que los humanos, cuando se produce una pérdida importante, necesitamos pasar el duelo, digerirlo para poder aceptarlo y poder superarlo. Admirable. 

Los escenarios y la recreación de los entornos
era realmente una pasada

Aquí una de las mamás con su bebé a la espalda
¡entrañable y adorable!

Impactante imagen del macho de la manada,
cuanto más mirando fijamente nuestro objetivo

Seguidamente entramos en la Cueva Kitum y los Humedales, donde podíamos observar dentro de la misma una diversidad de especies marinas, incluso cocodrilos! Muy chulo. 

El parque está repleto de bonitísimas estampas
todas ellas recreando pura naturaleza

Al salir de la fresquita cueva y recorrer de vuelta el Bosque Ecuatorial, pasamos frente la tienda de regalitos y detallitos que se encuentra al lado de la cafetería  -hay otra tienda junto a la entrada y salida del mismo-,  y compramos un bonitísimo bebé de gorila para mi amor, que llevó durante el resto del día cogidito 😍.

Preciosa cría, qué bella!

Así con el bebé gorila nos dirigimos hacia la Sabana Africana, donde nos esperaba lo que más teníamos ganas de ver. Encontramos graciosos suricatas que salían corriendo de un lado a otro para después pararse en seco y “posar”, como si estuviesen alerta escuchando algo, jajaja, muy graciosos. Además como son tan chiquitos y ágiles era divertido verlos corretear y jugar entre ellos.  

Suricatas

Con sus divertidas poses

Los leones se encontraban descansando
cuando pasamos por su entorno

También pudimos ver enormes y esbeltas jirafas, con sus larguísimos cuellos, qué bonitas! Las teníamos tan cerca! 

Qué bonitas y esbeltas las jirafas

Elegantes zebras compartían espacio con un enorme rinoceronte que imponía con solo verlo, también muy bellas luciendo sus rayados trajes. 

Las elegantes zebras se regalaban cariñitos

Compartiendo espacio con el inmenso rinoceronte

Grandísimas tortugas de refrescaban en el estanque a paso lento mientras las observábamos con detenimiento. 

Grandísima tortuga refrescándose

Y como colofón final y guinda del pastel, el momento más esperado, lo que más le gustó a mi amorcito, ha estado hablando de ellos desde que llegamos, los elefantes 🐘 !!!!!! 

Impactante y emocionante
nuestro primer encuentro con elefantes

Guau, son realmente impresionantes y espectaculares. A mami también le fascinan y me encanta tantísimo que te gusten tanto como a mi amor mío, vas a alucinar cuando en unos añitos mami te lleve al campamento de elefantes donde estuve y puedas tocarlos, alimentarlos, abrazarlos, bañarlos y montar en su lomo!!!!!! Una pasada! Pudimos verlos en manada, jugando, acariciándose y comiendo, aunque estaban un pelín alejados, fue espectacular sobretodo verte tan ilusionado, eso siempre es lo mejor mi amor 😍❤️!!!!!!

Muy bonito aunque estaban algo más alejados

Al terminar nuestro recorrido por la Sabana  -el que más nos gustó!-, llegamos de nuevo a la cafetería Kidepo  -pues se encuentra en la bifurcación entre Madagascar, Bosque Ecuatorial y la Sabana-, donde tan bien habíamos estado con las vistas panorámicas de película, por lo que decidimos hacer un pequeño brunch junto al río y con las mejores vistas del lugar. Allí caíste rendido prendado de tu teti, si es que vaya día de emociones vida mía!!!!! Ay mi amor.. Tú eres todo lo mejor ❤️!


Así que hasta aquí nuestra grata y emocionante visita a Bioparc, donde solo podemos felicitar y agradecer ya que absolutamente todo el personal fue súper amable con nosotros, y agradecer también que nos permita conocer lugares del mundo donde habitan increíbles y magníficos animales  -muchos en peligro de extinción-, su genial labor, como los cuidan y les dan esa estupenda vida ofreciéndoles amplios espacios y respetando sus hábitats para así concienciar a los visitantes de la importancia de cuidarlos y respetarlos, como paso previo a amarlos y desear conservarlos. 

Los paisajes eran realmente bonitos

Conmover para conservar es el lema

Todos ellos cuidados y preservados


Contentísimos y encantados, súper emocionados sobretodo con los elefantes nos quedamos y pasamos una magnífica jornada, Cachito&Mami..*

lunes, 4 de junio de 2018

Todo es destino

Buenísimos días!!!! 

Una vez más mi amorcito&mami nos quedamos alucinados y muy sorprendidos con el destino y sus señales divinas. 

Y es que como en anteriores ocasiones hemos mencionado ya, en la vida todo es destino. Obviamente cada uno elegimos y decidimos el camino, tomando nuestras propias decisiones, pero el universo y el destino también nos ayudan a saber por y a donde hemos de llegar. Y ahí entran las señales divinas que nos envía para que, de una manera u otra las recibamos, las veamos, haciéndonos saber y corroborando que realmente todo es destino.. 

Es maravilloso cuando el universo y el destino se aúnan con la vida para abrirnos los ojos. Muchísimas veces de manera inconsciente, encontrándote las señales así, a tu paso, y frente a tus ojos. En cualquier lugar y de cualquier manera. Ahí están. Se me eriza la piel solo con recordar algunas de las muchísimas que nos rodeaban, que nos llegaban de mil maneras distintas, en el lugar más inesperado y que todavía, ahora a la par nos siguen llegando.. Maravillosa la vida!

Después de duras semanas de aguaceros, tormentas, truenos y rayos a mansalva, en un cielo oscuro donde parecía que nunca iba a volver a brillar el sol, así, un buen día cuando menos se esperaba, se despierta del letargo y vuelve a salir radiante el sol, con más fuerza y brillo que nunca. Iluminando el cielo entero, pintándolo de un azul que tan ausente había estado anteriormente. Devolviéndole la vida y el color que tiene que tener. 

Y es que, también es necesario tomar consciencia de que a veces es necesaria la horrible tormenta, para que una vez pasada, el sol brille con más fuerza y luz que nunca. 
Al fin y al cabo, se precisa lluvia para que se forme el arcoiris, y éste fin de semana lo hemos visto con todos sus colores 🌈☀️

Iniciamos celebrando un mes doblemente especial, ya tu sabes por qué.. 😘

Mis chicos con sus gafitas iguales ^^

Gracias cielo por éstos sorprendentes, mágicos y tan inesperados días llenos de revelaciones y confesiones, de demostraciones y acciones, por un finde tan y tan único y especial, sobretodo el sábado perfecto..* ☺️


Disfrutando por fin del buen tiempo, de todo lo que hacemos y de todo lo que nos queda por hacer, descubrir y disfrutar en ésta nueva vida juntitos que damos comienzo y que esperamos nunca tenga fin, Cachito&Mami..*